AGRESORES

 

La Secretaría contra la Violencia Sexual, Explotación y Trata de Personas, elaboró un reporte estadístico sobre la relación de los agresores y sus víctimas, a partir del muestreo de 244 casos reportados por Alerta Alba-Keneth a esta secretaria durante el año 2018, esto fue realizado con el fin de poder identificar el vínculo entre víctimas niños, niñas y adolescentes con los agresores sexuales.

Las estadísticas son alarmantes, sobre todo si se analiza el perfil de los agresores, ya que se ha identificado que en el 50% de los casos, el agresor ha resultado ser un pariente o familiar cercano con un vínculo afectivo previamente establecido con la víctima, tales como padres, tíos, hermanos, primos, abuelos, padrastros y novios es denominado “violador con abuso de estima y poder” por ser un pariente cercano que se vale de su relación familiar para iniciar actos de violencia la cual es continua.

En el 26% de los casos, los agresores son conocidos de la víctima, tales como amigos, vecinos, líderes comunitarios y pastores, entre otros; este tipo de agresor es denominado “violador con confianza” ya que casi siempre es alguien que la víctima conoce y rara vez amenaza con violencia.

El restante 17% coloca a los agresores como personas totalmente extrañas, es decir desconocidos quienes aprovechan la oportunidad para atacar sexualmente a las víctimas, este tipo de agresor es denominado “violador con coraje”, típicamente es un extraño y ataca a su víctima utilizando armas sin temor a lastimar o matar.

El restante 7% coloca a los agresores sin datos, ya que las víctimas no han brindado esa información.