4a. Calle 5-51, zona 1 :: PBX. (502) 2504-8888

¿QUÉ ES EXPLOTACIÓN?

El diccionario define el término explotación como: “sacar provecho de algo. Extraer de las minas la riqueza que contienen. Sacar utilidad de un negocio o industria en provecho propio. Utilizar en provecho propio, por lo general de un modo abusivo, las cualidades o sentimientos de una persona, de un suceso o de una circunstancia cualquiera”. De todas estas definiciones la que más nos interesa es esta última.

La explotación se puede dar de dos formas: laboral o sexual.

EXPLOTACIÓN SEXUAL

La explotación sexual puede ser de niños, niñas, adolescentes, hombres o mujeres. Se puede establecer que es “una violación a los derechos fundamentales de una persona, comprende el abuso sexual por parte de otra persona y su remuneración económica o en especie, tanto para el propio niño, niña, adolescentes, hombres o mujeres como para terceras personas”. También se puede definir como: “cuando una persona o grupo de personas involucran a personas menores de edad o adultos en actos sexuales, para satisfacción de los intereses y deseos de otras personas o de sí mismos, a cambio de una remuneración económica u otro tipo de beneficio o regalía”

La explotación sexual comercial constituye una forma de coerción y de violencia y representa una de las peores formas contemporáneas de esclavitud. También incluye las relaciones sexuales remuneradas con personas menores de edad, la utilización de niños, niñas, adolescentes en pornografía (incluida la que aparece en internet) y en espectáculos públicos y privados de carácter sexual, y la utilización del sector de viajes y turismo para la explotación sexual comercial.

La explotación sexual, además va más allá de la prostitución- La prostitución es definida como la "actividad a la que se dedica la persona que mantiene relaciones sexuales con otras, a cambio de dinero" es decir que la persona que participa lo hace en el libre ejercicio de su voluntad y recibe directamente algún beneficio previamente pactado, pero en la explotación sexual las personas involucradas no deciden libremente iniciarse y mantenerse en la práctica de la actividad sexual, sino son introducidos y mantenidos mediante el engaño y la violencia, y finalmente no obtienen beneficio de ningún tipo por el abuso que han hecho de su cuerpo.

La explotación sexual también debe diferenciarse del término de: “agresión sexual", porque éste es definido como "cualquier contacto entre dos personas, cuyo fin sea la satisfacción entre ellos," es decir que en él no existe un beneficio económico, pues en el abusador no existe un ánimo de lucro sino el ánimo de satisfacer deseos libidinosos. En la agresión sexual no existen intermediarios, como sí los hay en la explotación sexual.

La explotación sexual mediante el llamado “turismo sexual” consiste: “en ofrecer a sujetos de nacionalidad extranjera la posibilidad de obtener actividad sexual con menores”.

Esta modalidad de explotación sexual se complementa mediante la retención de niños y niñas en condición de esclavitud, muchas menores son retenidas en prostíbulos para ser ofrecidas a los clientes más selectos.

Otra de las formas de explotación sexual, son los “matrimonios serviles” también llamados casamientos tempranos, éstos constituyen una práctica común en muchos países del mundo en los cuales algunos niños y niñas son obligados a este tipo de uniones o simplemente son demasiado jóvenes para poder tomar una decisión sensata. En estos casos el consentimiento lo da una tercera persona en representación del niño, razón por la cual él no tiene la oportunidad de ejercer su derecho a escoger, siendo ésta la razón principal porque estos matrimonios tempranos también son denominados matrimonios forzados.

 

Enlaces